ACTUALIDAD

COAG y CERES llaman a la participación masiva para las movilizaciones del próximo domingo día 25 de noviembre en contra de la violencia hacia las mujeres

En el marco del Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres, desde el Área de la Mujer de COAG y la Confederación de Mujeres del Medio Rural (CERES) nos sumamos al grito unánime que reclama la consideración de la violencia de género como una cuestión de Estado de máxima emergencia que se debe abordar con todas las herramientas existentes.

CERES apoya las acciones de la Plataforma 7N contra todas las formas de violencia y su ideario. También hemos apoyado los trabajos de la Plataforma Estambul Sombra que ha elaborado un informe desde las profesionales de organizaciones de la sociedad civil, sobre los distintos aspectos que el grupo de expertos GREVIO va a analizar sobre la puesta en práctica del Estado español de las obligaciones del Convenio de Estambul. En estas plataformas, mujeres de organizaciones feministas de todo el estado, expertas, estudiosas, investigadoras, divulgadoras y activistas sobre la violencia, promueven propuestas de cara a las instituciones para que pongan en marcha mayor número de medidas y actuaciones que erradiquen esta lacra que ha acabado ya en 2018 con la vida de 44 mujeres. El Estado nos ha considerado y en 2018 hemos conseguido aumentar el presupuesto para medidas en torno a un Pacto de Estado contra la Violencia de género de 200 millones de Euros. Además, estamos en constante y continua interlocución con la Delegación de Gobierno para la  Violencia y la Secretaria de Estado de Igualdad. (Enlace de los 10 puntos fundamentales que resalta la Plataforma Estambul Sombra: http://ceres.org.es/resumen-de-las-reivindicaciones-principales-de-las-asociaciones-d-mujeres-para-la-violencia-de-genero-en-espana/).

“La discriminación a la hora de reconocer nuestro trabajo en administrativas, de gestión y de comercialización en muchas explotaciones agrarias, las dificultades y barreras que encontramos en el poder legislativo y en el ejecutivo cuando plantemos medidas para acabar con éstas son también maneras de ejercer la violencia”, dice Inmaculada Idáñez. En días como el 25 de noviembre, todos/as estamos de acuerdo en denunciar la gravedad de los asesinatos pero cuando llega la hora de la verdad, de trabajar para romper esa educación machista que todos y todas tenemos y de poner presupuestos sobre la mesa, ya no vemos de manera tangible a las víctimas y comenzamos a dar rodeos y a poner barreras”.

Por eso, desde COAG y CERES exigimos que el presupuesto se destine a crear estructuras que doten a las víctimas de derechos, que permitan dar asistencia de primera mano. “En el medio rural las trabajadoras sociales realizan un papel fundamental en la atención temprana e inmediata, en el asesoramiento y acompañamiento, pero esto no se resuelve haciendo campañas puntuales en colegios y asociaciones de mujeres, se trabaja con formación, personal experto en igualdad en el medio rural y promocionando la visibilización y participación de las mujeres en la vida de los pueblos a través de las políticas de igualdad”, ha apuntado Idañez.

El 25 de noviembre es un día clave y fundamental para salir a la calle, manifestarnos y denunciar la urgencia e importancia de construir una sociedad donde las mujeres tengan derecho a una vida libre de violencias. Esperamos la participación de todos y todas.

 

Resumen de las principales reivindicaciones de las asociaciones de mujeres para la Violencia de Género en España

DESCARGAR DOCUMENTO >> 20 REIVINDICACIONES DEL INFORME SOMBRA SOBRE LA APLICACIÓN CONVENIO ESTAMBUL EN ESPAÑA 2014-2018

Luis Planas revisará y dotará de contenido “eficaz” la Ley sobre Titularidad Compartida

Descargar nota de prensa >>

 

COAG Y CERES PIDEN AL GOBIERNO UNA “ESTRATEGIA DE EMPODERAMIENTO DE LA MUJER RURAL”

– Debería aglutinar todas las acciones dispersas que se han puesto en marcha para favorecer la igualdad en el medio rural, definiendo objetivos e indicadores con perspectiva de género para cada una de las políticas.

– En ese sentido, es necesario abordar el desarrollo efectivo de la Ley de Titularidad compartida de la Explotaciones Agrarias, una nueva Política Agraria Común (PAC) con perspectiva de género y medidas de apoyo económico y social para las mujeres que viven y trabaja en el mundo rural.

 

Madrid, 15 de octubre de 2018. Con motivo del Día de la Mujer Rural, el Área de la Mujer de COAG y la Confederación de Asociaciones de Mujeres del Medio Rural (CERES) han pedido al Gobierno el desarrollo de una Estrategia de Empoderamiento de la Mujer Rural que aglutine todas las acciones dispersas que se han puesto en marcha para favorecer la igualdad en el medio rural, definiendo objetivos e indicadores con perspectiva de género para cada una de las políticas. “La contribución de las mujeres al desarrollo local y comunitario es significativa, pero las mujeres rurales somos una minoría en la toma de decisiones y la planificación, particularmente en el sector agrario. El Gobierno debe ir más allá de medidas concretas que respondan a las necesidades del día a día. Debe incidir en las cuestiones de fondo para eliminar los roles de género establecidos históricamente para los hombres y mujeres que viven y trabajan en el medio rural”, ha apuntado Inmaculada Idañez, Presidenta de CERES.

En este sentido, el Ministerio de Agricultura debe liderar una ofensiva a corto y medio plazo para que iniciativas como Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias o la nueva Política Agraria Común (PAC) post-2020, respondan en fondo y forma a las necesidades de las mujeres rurales. Respecto a la primera, desde el Área de la Mujer de COAG y CERES, se ha pedido al MAPA un mayor esfuerzo formativo e informativo para que los beneficios de la Titularidad Compartida lleguen a todos los rincones de nuestro medio rural. “El gran problema de agricultoras y ganaderas es que siempre se ha entendido que su aportación al negocio familiar es una “ayuda”. Gobierno y CC.AA. deben trabajar para que esa “ayuda” lleve asociados unos derechos económicos y sociales propios (alta a la Seguridad Social, acceso a prestaciones por las bajas por maternidad y jubilación, etc…) Por ahí se empieza a construir el verdadero empoderamiento de la mujer rural”, ha subrayado Idañez.

Asimismo, es vital que la nueva Política Agraria Común (PAC) post 2020, en este momento en proceso de negociación, sea la primera PAC con perspectiva de género. “Las mujeres gestionamos el 30% de las explotaciones agrarias de la UE pero sólo somos propietarias del 12% de la tierra, frente al 61% controlada por hombres. En ningún apartado, ni tan siquiera en el capítulo de Desarrollo Rural, se habla específicamente de medidas orientadas a facilitar e impulsar el papel de la mujer en la agricultura europea. Integrar la perspectiva de género podría hacerse desde la exigencia de personal técnico experto en igualdad para los asesoramientos en desarrollo rural, por ejemplo. Es una especie “despotismo ilustrado de Bruselas”: todo para las mujeres pero sin las mujeres. Es algo que en pleno siglo XXI no podemos tolerar“, ha lamentado la responsable del Área de la Mujer de COAG.

 

BOLETÍN DE TITULARIDAD COMPARTIDA, publicación trimestral correspondiente al mes de Septiembre de 2018

Descargar en el siguiente enlace:

https://www.mapama.gob.es/es/desarrollo-rural/temas/igualdad_genero_y_des_sostenible/boletin_titularidad_compartida_3_tcm30-481404.pdf